Meditación guiada y Audio historia para dormir: Amor con cielo estrellado en una noche de verano

Nueva relajación guiada con un cuento o audio historia para dormir profundamente, en este episodio encontrarás el ejercicio de relajación del 10 al 1, para que te sientas más y más relajada o relajado. Espero de corazón que te ayude a relajarte para conseguir una relajación o calma total y a dormir profundamente, además incluye como es habitual una leyenda para reflexionar:

Cielo estrellado

Con la historia de Amor de Vega y Altair los amantes de la Vía Láctea

Era una noche de verano me decidí a ir a ver el cielo estrellado que tanto anunciaban y que tan especial era para mí, porque siempre me ha apasionado el mundo de las estrellas.

Ese año fuimos a pasar unos días a un sitio precioso muy tranquilo.

Por la mañana cuando estaba comprando el señor que me atendió, me informó que por la noche muchas personas de la zona estarían en el castillo para ver el cielo estrellado y que tendríamos que ir porque merecía la pena.

Ya estaba oscureciendo y nadie quiso acompañarme así que decidí ir yo sola estaba a 5 minutos de donde estábamos hospedados y pensé que sería una bonita experiencia.

Fui hacia el castillo que estaba en el bosque, llena de emoción. El sendero que llevaba al castillo estaba iluminado por la luna, esa noche la luna resplandecía como nunca la había visto antes.

Me estaba alejando de todo el ruido y buscando ese silencio donde únicamente se escuchaban los grillos, comencé a caminar cuando delante de mí estaba el castillo, no había mucha gente, lo cierto es que todo era silencio. Subí las escaleras poco a poco y cuando llegué a lo más alto, extendí el pañuelo grande y fino que llevaba en el suelo, para estirarme en él.

Miré hacia el cielo y ahí estaba delante de mí el cuadro más bonito que podía imaginar. Ese momento fue mágico y lo guardé en mi mochila de recuerdos. En ese momento hice una inhalación profunda como si quisiera con una bocanada atrapar todo el aire puro y después exhalé lentamente.

Con cada estrella fugaz hice lo típico pedí un deseo y en ese momento me acordé de ese dicho que dice: “Si tu deseo quieres cumplir, a nadie se lo debes decir”.

Así estuve durante un rato y recordé la Leyenda

Vega y Altair, los amantes de la Vía Láctea.

Cuenta la leyenda que, en un tiempo muy remoto, había una princesa llamada Vega que pertenecía a la constelación Lira.

Vega era de gran belleza y la mejor tejedora del cielo.

La muchacha disfrutaba tejiendo todo tipo de telas para las demás estrellas y vivía en la orilla de la Vía Láctea que está formada por millones y millones de estrellas.

El padre de Vega quiso casarla y para ello buscó de las estrellas un pretendiente, de entre todos escogió a Altair que pertenecía a la constelación Alida y se dedicaba al pastoreo de estrellas.

Altaír vivía al otro lado de la Vía Láctea, el padre concertó una cita para que Altaír y Vega se conociera.

Tan pronto como se vieron se enamoraron el uno del otro y al poco tiempo se celebró la boda a la que asistieron todas las estrellas del cielo.

Durante un tiempo fueron muy felices, sin embargo, este amor tan profundo hizo que descuidaran sus tareas.

La princesa Vega dejó de tejer por completo.

Así mismo, el pastor Altaír no prestaba atención a su ganado hasta el punto de que se escapó y desperdigó por todo el cielo.

Debido a esta situación llegó a oídos del padre de Vega que furioso ante tal irresponsabilidad decidió castigarles.

En consecuencia, los separó y puso a cada uno de ellos en los extremos de la Vía Láctea para que nunca más pudiesen estar juntas debido a su irresponsabilidad.

Por tanto, Vega y Altaír volvieron a retomar sus obligaciones con responsabilidad, pasó un tiempo y Altaír fue a pedir perdón al rey y lo mismo hizo Vega.

En consecuencia, el rey viendo el amor que se tenían se conmovió, pero como la sentencia se había cumplido solo pudo darles la gracia de que se reunieran solo una vez al año, que sería el séptimo día del séptimo mes del año.

Los amantes intentaron reunirse, pero se percataron de que no podían cruzar la vía láctea que los separaba.

Por lo tanto, ante esa frustración Vega se puso a llorar tanto que la estrella Deneb le dijo: no llores más yo te ayudaré, construiré un puente.

De este modo los amantes cada 7 de julio atraviesan la Vía Láctea y se encuentran en el cielo estrellado.

Cuenta la leyenda que este encuentro les produce tantísima felicidad que los amantes conceden deseos el día de su reencuentro.

Ese día es el 7 de julio. Si observas el cielo estrellado ese día verás el triángulo de verano formado por las estrellas Vega, Altaír y Deneb, que es cuando más brilla y mejor se observa el cielo nocturno.

Dulces sueños

Canal Youtube
https://www.youtube.com/channel/UCQZ9k_ndasuFi_TgxJHRX2Q?sub_confirmation=1

Música Calm music
Meditation Impromptu 01 by Kevin MacLeod is licensed under a Creative Commons Attribution license (https://creativecommons.org/licenses/…)
Source: http://incompetech.com/music/royalty-…
Artist: http://incompetech.com/

El contenido de meditación para dormir , es de carácter informativo. No es, ni pretende ser, ningún tipo de aproximación terapéutica y solo expresa la opinión de su creador. No reemplaza en ningún momento una consulta con un especialista en cualquier área de la salud física o mental.

Acceder