Meditación guiada para descansar tu mente, conectar contigo y el bonito cuento: Amor, riqueza, éxito

Si tuvieras que elegir uno, ¿a quién elegirías? Amor, riqueza o éxito.

Solo te diré que…..

Donde quiera que hay amor, hay también riqueza y éxito.

En la vida el amor es lo esencial, para poder tener riqueza y éxito.

Amor, Riqueza, Éxito

En un pueblo remoto de Oriente, un día, una mujer, al salir de su casa, vio que había tres hombres ancianos de largas barbas sentados en el banco de piedra de su jardín. Aunque no los conocía de nada, los invitó a entrar en su casa:

– ¿Les apetece entrar en mi casa? Puede que tengan hambre y acabo de preparar un caldo buenísimo.

Ellos preguntaron si estaba sola en casa y ella respondió que sí, pero que pronto llegarían su marido y su hija.  Entonces los ancianos respondieron que entrarían cuando estuvieran todos.

Al llegar la hija y el marido, la mujer salió para avisar a los ancianos, pero uno de ellos dijo:

– Estimada y amable señora, no podemos entrar los tres a la vez.

La mujer preguntó por qué no podían, y otro de ellos respondió señalando a los otros dos:

– Mira mujer, aquel de allá se llama Riqueza y el otro Éxito. Yo soy el Amor. Ahora entra en tu casa y decide con tu familia cuál de nosotros tres puede entrar en vuestra casa.

La mujer, sorprendida, entró en casa y explicó la situación a su marido y a su hija. El hombre su puso muy contento y le pidió a su mujer que dejara entrar la Riqueza porque así el hogar se llenaría de abundancia; pero ella no lo tenía tan claro, “prefiero que dejemos entrar al Éxito”; a lo que la hija intervino replicando:

– ¿No pensáis que sería mejor invitar al Amor? Así llenaría nuestra casa y viviríamos siempre con gran estimación.

Los padres estuvieron de acuerdo y la mujer salió al jardín para comunicar a los ancianos que invitaban a pasar dentro al Amor.

Los otros dos ancianos también se levantaron y siguieron al Amor. La mujer, sorprendida, dijo:

– Disculpen, solamente hemos invitado al Amor. ¿Por qué vienen también ustedes?

Los ancianos respondieron a la vez:

– Si hubierais invitado a la Riqueza o al Éxito, los otros dos se hubieran quedado en el jardín; pero habéis invitado al Amor y allá donde él va siempre vamos nosotros.

Donde quiera que hay amor, hay también riqueza y éxito.

En la vida el amor es lo esencial, para poder tener riqueza y éxito.

El contenido de Meditación para dormir es de carácter informativo. No es, ni pretende ser, ningún tipo de aproximación terapéutica y solo expresa la opinión de su creador. No reemplaza en ningún momento una consulta con un especialista en cualquier área de la salud física o mental.

Acceder